Sarahí, elemento de la Policía de León: No hay límites para la mujer

Sarahí, elemento de la Policía de León: No hay límites para la mujer

8 marzo, 2021 0 Por Redacción

Ella es Sarahí, integrante destacada de la Policía de León, no existen límites para la participación de la mujer en la seguridad pública a favor de la ciudadanía.

Sarahí Amaro tiene cinco años activa en corporación, con un ascenso reciente a Oficial Tercero, y gracias a la capacitación recibida y a su desempeño operativo, colabora como instructora de elementos activos y recién egresados. Ella es una de las 652 mujeres trabajan en Policía Municipal.

 

“Para mí, estar en la corporación es una gran responsabilidad, a mí me gusta mucho mi trabajo y procuro dar una buena imagen a la sociedad. Me gusta portar el uniforme, mostrarlo bien, como debe ser ante la gente, tener una buena presentación.

 

“Mi actitud y la responsabilidad es el ejemplo damos a los niños y a la sociedad. La gente tiende mucho a criticar el trabajo de la Policía y nosotros debemos cambiar esa idea, con nuestro ejemplo”, dijo en entrevista.

 

Para ella, según señala, no hay límites en la participación de la mujer en la seguridad pública en favor de la paz y la tranquilidad de la ciudadanía leonesa.

Es una de los elementos más destacados de la corporación, por su disciplina y sus intervenciones en la operatividad, de las que nos cuenta algunas de ellas:

 

“Una de las que tengo muy presente fue en la que estuvo en riesgo la vida de personas y de los elementos, en la Zona Piel, donde un joven armado tomó la caja registradora de un negocio, amenazó a toda la gente que estaba ahí.

 

“Por medio de radio, uno de los compañeros cipoles (policías ciclistas) tuvo a la vista al sujeto y pidió el apoyo, a lo cual nos acercamos inmediatamente… al momento de llegar ahí, había muchísimo tráfico, por lo cual tomamos la decisión de descender de la unidad y correr.

 

“¿Hacia dónde?, hacia donde la gente nos señalaba, la gente nos apoyó significativamente, indicándonos hacia dónde había huido el sujeto… al momento de dar vuelta a la esquina se tuvo a la vista a esa persona, nos hizo detonaciones del arma, por lo que redujimos silueta, nos agachamos…

“Seguimos adelante y logramos someterlo y ponerlo en el suelo… ya estando en el suelo le quitamos el arma, lo aseguramos y lo alejamos del sitio… fue una acción intensa porque el joven nos tiraba a matar”.

Otra de las intervenciones peligrosas que ha tenido fue otra en la que hubo detonaciones de arma de fuego en el bulevar Hidalgo “en un turno de noche, nos reportaron que se habían robado un Tsuru color rojo, por lo cual empezamos el patrullaje por la zona para la localización.

 

“Al momento de estar sobre el bulevar, tuvimos a la vista a una unidad que iba persiguiendo al vehículo… aceleramos la marcha, dimos alcance, pero nos siguió haciendo detonaciones a nosotros y a nuestras unidades. Debido a que no se detenía, lo seguimos de nuevo con la patrulla y lo chocamos en la parte trasera.

“Perdió un poco el control y provocó que bajara la velocidad, luego se paró, descendieron más personas… nos hizo dos o tres detonaciones más, nos cubrimos y en cuanto tuvimos la oportunidad fuimos corriendo tras de ellos. Se logró detener a tres personas, una cuarta persona logró correr hacia una zona abierta, pero le dimos alcance”.

 

Sarahí señala que la seguridad consiste en un balance del ciudadano y la Policía, “no es simplemente la Policía o el ciudadano, por ejemplo, en la primera intervención que narro… fueron los ciudadanos los que nos apoyaron para lograr buen resultado”.

Además de otras intervenciones en situaciones de riesgo, como las narradas, en la colonia El Tlacuache, Sarahí ayudó una joven mujer en el nacimiento de su bebé, a bordo de un taxi en que era traslada para la atención médica.

La Secretaría de Seguridad Publica, con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, reconoce la aportación que las mujeres han hecho por alcanzar un León con mayor tranquilidad y paz social y le reitera su compromiso y apoyo para alcanzar cada vez mayor equidad y una sociedad libre de violencia hacia la mujer.